VIVIR EN EL AQUÍ Y AHORA

¿Alguna vez te has preguntado si podrías aprovechar mejor las oportunidades que se te presentan?

Las oportunidades son como trenes que pasan frente a nosotros, esperando ser abordados para llevarnos a un nuevo destino. Aparecen a lo largo de nuestra vida y si no decimos que sí en el momento oportuno se desvanecen.

Atrévete a decir “Sí” más a menudo. Aprovecha las oportunidades cuando se presenten, empieza por decir simplemente sí en el momento oportuno. Pero no sólo a las externas, si no a aquellas que surgen de ti mismo. Las mejores oportunidades a veces surgen de tus propias ideas.

No dudes. Por definición, las oportunidades se desvanecen en un corto periodo de tiempo. Tienes que ser rápido para aprovecharlas y confíar en ti mismo y tus capacidades. Por ejemplo, si te sientes atraído por alguien y esperas el momento perfecto para hablar con esa persona, tal vez pierdas la oportunidad de conocerla mejor. Así es que actúa, el momento perfecto siempre es ahora.

Asume más riesgos. Las oportunidades y los riesgos van de la mano. Y las mejores, son a menudo las que más riesgo conllevan. Alguien que empieza un nuevo negocio no solo está asumiendo riesgos, está aprovechando oportunidades.

Trabaja en equipo. A menudo las oportunidades que se presentan implican trabajar junto a otras personas. De hecho los proyectos laborales y personales son más exitosos cuando diferentes puntos de vista se fusionan para dar crear algo nuevo.

Deja que tu curiosidad se manifieste. La curiosidad mantiene la mente activa. Si eres curioso, te harás muchas preguntas y buscarás respuestas. Probablemente, acabarás haciendo una pregunta que nadie ha hecho con anterioridad. Responder a este tipo de preguntas lleva a nuevas ideas, y las ideas traen de la mano un montón de oportunidades.

Presta atención. Averigua qué quieres en tu vida. cuando lo sepas encontrarás el rumbo que quieres tomar y las actividades que quieres hacer. cuando te sientes feliz y sientes plenitud en tu vida, todo lo que se presenta es una oportunidad, la transformas en un aprendizaje para seguir creciendo.

Toma decisiones. Muchas veces perdemos oportunidades porque no nos terminamos de decidir. Dejamos que la inseguridad y el miedo nos mantenga atados a nuestra zona de cofort sin tener en cuenta lo que nos estamos perdiendo.

Sumate al movimiento. No le tengas miedo al cambio, porque quieras o no, todo cambia, cada segundo que pasa todo es diferente, lo notes o no, así es.

Que el miedo al fracaso no te paralice. El éxito no esta ausente de equivocaciones, porque una parte del aprendizaje esta en equivocarse. Aprender de nuestros errores y continuar intentándolo nuevamente.

Más de 26 años promocionando a los emprendedores y apostando por el desarrollo de la Provincia de Talagante

Síguenos en Redes